Luce tu mejor sonrisa

La importancia de la estética dental.

Los dientes blancos son sinónimo de juventud, belleza y buena salud. Unos dientes blancos, luminosos y bien alineados nos da la confianza para sonreír de una forma cálida y sincera. Tan importante es tener unos dientes blancos, simétricos , luminosos y bien alineados como unas encías sanas. AHORA ES EL MOMENTO. 

Los problemas estéticos de los dientes pueden tener diversas causas, entre las que podemos destacar los siguientes:

  • Falta de dientes o dientes de posición incorrecta
  • Dientes de color oscuro
  • Dientes con forma irregular o de tamaño alterado, espacios oscuros entre los dientes o que muestran la raíz con encías retraídas
  • Dientes con caries o restauraciones mal ajustadas
Casos Clínicos
¿Por qué se oscurecen los dientes?

El color de los dientes viene determinado por las características individuales de la dentina, por lo tanto hay personas que por naturaleza tienen los dientes más blancos que otras. Hay además otros factores que influyen en el color de los dientes, los más importantes son:

  • El consumo de ciertos alimentos con colorantes o bebidas como vino tinto, infusiones de hierbas, café, té y el tabaco causan tinciones superficiales del esmalte.
  • Algunos medicamentos como tetraciclinas, clorhexidina o flúor pueden teñir el esmalte y la dentina
  • Debido al envejecimiento la dentina se oscurece y la capa de esmalte se afina por el desgaste, con lo cual el diente tiende a verse más amarillo.
  • Los golpes pueden causar sangrados en el interior de la estructura dental que harán que el diente adquiera un tono grisáceo y negruzco.
¿Funcionan los blanqueadores que se venden en farmacias?

El blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es un tratamiento estético conservador, indicado en dientes con tinciones (manchas y decoloraciones). El objetivo es conseguir devolver a sus dientes un color adecuado a sus necesidades estéticas en el menor tiempo posible, con procedimientos simple e indoloro, y sin apenas efectos secundarios para conseguir una sonrisa armónica en el paciente.

blanqueamiento10

Los productos de blanqueamiento actúan penetrando a través del esmalte para blanquear la dentina. Las sustancias empleadas en la actualidad son el peróxido de carbamida y el peróxido de hidrógeno en diversas concentraciones y formulaciones. Estos productos consiguen una reacción química de oxidación que hace que el diente aclare su color sin afectar a la estructura de los tejidos. Deben usarse siempre bajo supervisión de un dentista para emplear las dosis y tiempos correctos.

El efecto del blanqueamiento es permanente, aunque los dientes pueden volver a oscurecerse con el tiempo, ya que seguirán expuestos a los factores que hemos enumerado anteriormente. En general puede ser necesario volver a realizar el tratamiento pasado mínimo 2 años. Se debe tener en cuenta que muchas tinciones severas, especialmente las provocadas por empleo de tetraciclinas, que presentan bandas grisáceas no pueden resolverse completamente mediante blanqueamiento. En estos casos extremos habrá que recurrir al empleo de coronas cerámicas, que ofrecen una base de color blanco opaco, que nos permitirá camuflar la tinción de la dentina. El blanqueamiento no cambia el color de las prótesis de cerámica, ni los empastes de composite, por lo tanto el color de las rehabilitaciones que haya en la boca seguirá siendo el mismo tras el tratamiento,por lo que será recomendable cambiarlas una vez conseguido el blanco deseado.

  • 1. Blanqueamiento de dientes vitales con fotoactivación. Este tratamiento se realiza en la consulta dental. Consiste en aplicar sobre los dientes un capa de gel blanqueador en altas concentraciones. Las encías y los labios deben ser cuidadosamente protegidos para evitar todo contacto con el producto. Una vez aplicado el gel, el efecto oxidativo de éste se potencia mediante una luz de LEDS, o bien un láser especialmente indicado para uso dental. El tratamiento dura unos 60 minutos y se puede conseguir un blanqueamiento de entre 4 a 6 tonos en la escala de color. Este tratamiento no causa molestias ni dolor, si bien en algunos casos puede haber algo de hipersensibilidad al frío y al calor que desaparecerá enseguida.
  • 2. Blanqueamiento de dientes vitales mediante gel. En este caso el tratamiento se lleva a cabo en casa con unas cubetas que se adaptan con exactitud a la forma de sus dientes. En su casa usted colocará en la cubeta un poco de gel en el espacio de cada diente y luego ajustará la cubeta en la boca para que el producto actúe durante un tiempo determinado, según las instrucciones de su dentista. El periodo va de 15 días hasta 3 meses en caso de tinciones severas.
  • 3. Blanqueamiento de dientes no vitales. Son dientes no vitales aquellos que han sufrido un traumatismo que ha afectado al nervio dentario y a los que se les ha realizado una endodoncia. En estos dientes hay que realizar un blanqueamiento interno introduciendo en el canal del nervio dentario el producto blanqueador. Este procedimiento se realiza exclusivamente en la consulta dental.